Información Turística 2

Naturaleza y Aventura

Puerto Montt, puerta de entrada a la Patagonia chilena, es una ciudad inserta en un paisaje natural único. 

En esta región del sur de Chile la naturaleza muestra su espectacularidad con múltiples lagos, lagunas, fiordos, volcanes y antiguos bosques nativos que se fusionan para dar lugar a un paisaje sobrecogedor.

Hábitat de especies endémicas características de los bosques templados del sur de Chile como el cóndor, el huemul, el puma, el huillín, el chungungo, lobos marinos, delfines y ballenas, entre muchos otros. Desde nuestra ciudad son variadas las opciones para salir y disfrutar de la naturaleza. Si bien puedes disfrutar de ella con un sencillo paseo por la costanera a orillas del seno de Reloncaví, te recomendamos dejar la ciudad unos pocos kilómetros y aventurarte.

1. Gastronomía

Los sabores de Puerto Montt han conquistado por años el paladar de sus visitantes. Tierra de praderas y de condiciones extraordinarias para la ganadería, además de una asombrosa biodiversidad marina han permitido desarrollar una gastronomía única con una particular fusión de sabores de la tierra y el mar.

Platos como el caldillo de mariscos, el chupe, pescados fritos, cazuelas, y el más famoso de todos, el más buscado, el más querido: el curanto chilote al hoyo o en gigantes ollas servido en platos tan abundantes como inolvidables conforman las delicias más destacadas de la gastronomía local.

Sin importar en que lugar de nuestra ciudad, si es una sencilla cocinería o en un sofisticado restaurante, el resultado siempre será el mismo: sabores y sensaciones únicas.

De la mano de una nueva generación de chefs y cocineros, la ciudad ha tenido un despegue culinario que se ha ganado el reconocimiento nacional por la mezcla de sabores tradicionales e innovación.

El ceviche de salmón ya es tan sureño como la cazuela de cordero. Y si de postres hay que hablar, basta decir que la tradición alemana dice presente con sus kuchenes, tartaletas y mermeladas, algunas de las muchas variantes de sabores dulces que, sumados a la mixtura perfecta del mar y la tierra, esperan a quienes tomen la acertada decisión de experimentar, en primera persona, el sello inconfundible de la comida de Puerto Montt.

2. Negocios y Reuniones

Frente al estuario del Reloncaví y con un escenario incomparable, la ciudad de Puerto Montt ofrece múltiples bondades para la realización de eventos, encuentro y seminarios.

Su cercanía al aeropuerto, infraestructura vial, diversidad de servicios turísticos, además de múltiples Hoteles y centros de convenciones permiten la realización de actividades de alta convocatoria.

Por otra parte, Puerto Montt constituye sin duda uno de los mayores polos de desarrollo del Sur de Chile, con la presencia de múltiples compañías y profesionales de alto nivel.

3. Cultura y Entretenimiento

Producto de una exótica mezcla entre inmigrantes europeos y antiguos pueblos indígenas como chonos, mapuches y huilliches. Puerto Montt así como la región de Los Lagos en general, desarrolló con los años una exquisita vida cultural con una conjunción de tradiciones de diversa índoles. Es así como hoy en día es posible percibir y experimentar antiguas tradiciones folclóricas en el encanto del sur de Chile.

En Puerto Montt podrás encontrar una serie de fiestas y eventos costumbristas tradicionales, como por ejemplo en el Mercado de Angelmó, donde cada sábado por la mañana diversos comerciantes de las islas aledañas como Isla Tenglo cruzan en sus pequeños botes a este mercado a ofrecer productos frescos del campo, el mar, además artesanías y prendas de lana elaboradas artesanalmente.

4. La Ruta de las Iglesias de Chiloé

Las iglesias de Chiloé, tanto las declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el año 2000, como las demás pertenecientes a la Escuela Chilota de Arquitectura en Madera, poseen elementos y características particulares que les han valido el aprecio mundial.

Las iglesias fueron construidas con una exquisita técnica arquitectónica que nace del oficio del carpintero de ribera y la influencia de técnicas aportadas en el proceso de evangelización. El resultado es una arquitectura única en América. Poseen una serie de técnicas de ensambles, empalmes y uniones de madera. Las cuales se reforzaban con tarugos y clavicotes.

Las iglesias actuales son centenarias pero representan en muchos casos una edificación de tercera o cuarta generación, debido a que cuando colapsaban o se incendiaban, se reconstruían en el mismo lugar con el aporte de materiales y trabajo de la comunidad.

Actualmente algunas de estas iglesias han sido restauradas en sus estructuras más debilitadas para evitar que colapsen por el paso del tiempo. La labor ha sido asumida por la Fundación Amigos de las Iglesias de Chiloé y se respetan todos los sistemas constructivos propios de la Escuela Chilota de Arquitectura en Madera.

En cada intervención se trabaja como se hacía originalmente, con cuadrillas de carpinteros chilotes y la utilización de las técnicas ancestrales con maderas de la zona.

Los templos siguen siendo utilizados hasta hoy para lo que fueron creados, manteniendo las tradiciones centenarias. Así, las iglesias son valoradas por lo que representan como Patrimonio Vivo, trascendiendo el valor netamente arquitectónico.Puedes encontrar información al detalle, además de guías y manuales en el siguiente enlace: http://www.larutadelasiglesiaschiloe.cl

5. Caleta La Arena

En la época colonial los jesuitas utilizaron el Estuario Reloncaví como principal vía de comunicación hacia sus misiones en Argentina, mucha población de origen indígena que fue disminuyendo por la guerra en donde destaca la batalla naval de Sotomo (1578).

A fines del siglo XIX se habrían establecido los primeros habitantes, habrían venido de la caleta anterior (Chaicas).

Caleta La Arena se encuentra en la parte norte del Estuario Reloncaví. Aquí existe una rampa para el servicio de transbordador y desde este punto se realiza el cruce del estuario hasta Caleta Puelcheque dura 45 minutos.

6. Estadio Bicentenario Chinquihue

El Estadio Bicentenario Chinquihue fue inaugurado el 31 enero de 1982 con motivo de un Torneo Nacional Anfa.

En él se disputan los partidos que el Club de Deportes Puerto Montt, juega como local en la Liga chilena de fútbol de la Primera B.

Aquí se juegan partidos de la Segunda División Chilena, Copa Chilena de Fútbol y en el año 2015 se jugó la Copa Mundial de Fútbol Sub-17. Tiene capacidad para 10000 personas y una vista privilegiada de la Isla Tenglo.